El estudio de la mano en quiromancia


      
20 marzo 2009. Categoría: Quiromancia Etiquetas: .

Por qué es importante el estudio de la mano: Porque hemos descubierto que nuestro cuerpo es un todo, y que cada una de sus partes está enlazada con todas los demás. Y, al igual que la acupuntura y la digitopuntura actúan sobre determinadas zonas externas para influir en otras zonas internas de nuestro organismo, también en la mano hallamos reflejadas a flor de piel todas las demás partes del cuerpo. No hemos de olvidar que las manos son nuestro elemento más móvil, más accesible; es lógico que en ellas se refleje todo lo demás.

manos quiromancia 300x205 El estudio de la mano en quiromancia

Clasificación de las manos en quiromancia

Así, las manos tienen una serie de características importantes que se relacionan con todo el resto de nuestro ser. Por ejemplo, existe la teoría de que la mano izquierda de un niño se corresponde hereditariamente con la mano izquierda de su madre, mientras que la derecha se corresponde con la mano derecha de su padre. También la mano izquierda está relacionada con nuestros rasgos genéticos y subconscientes, mientras que la derecha refleja nuestras relaciones con el mundo exterior. La mano izquierda es el pasado; la derecha, el futuro. La mano izquierda es pasiva, mientras que la derecha es activa (excepto, por supuesto, en las personas zurdas, en las que es al revés).

La forma de la mano también es importante. Las manos se clasifican en siete tipos:
1) elemental; musculosa, ancha y de piel gruesa, con dedos amplios y cortos: corresponde a personas equilibradas, prácticas y de reacciones tranquilas.
2) espatulada; con los dedos anchos en sus extremos: pertenece a personas que poseen una gran confianza en sí mismas, instintivas, independientes, materialistas, vanidosas y a veces egoístas.
3) psíquica; alargada, tanto en la palma como en los dedos: señala a una persona soñadora, poco práctica, de gran imaginación, pero que puede conseguir un gran éxito si sigue el camino adecuado.
4) cuadrada; llamada también «práctica», tiene una forma eminentemente cuadrada o rectangular: pertenece a personas ordenadas, equilibradas, que lo basan todo en el método y la precisión; poseen iniciativa y empuje, y son francas hasta el punto de crearse problemas con su franqueza.
5) nudosa o filosófica; caracterizada por el engrosamiento de las articulaciones de los dedos; revela tendencia a la filosofía y a las tareas intelectuales; profundidad del pensamiento por encima de la acción.
6) cónica; es la mano de los artistas, un intermedio entre la mano cuadrada y la elemental, en la que la palma forma, de abajo arriba, una especie de cono: corresponde a las personas intuitivas, imaginativas, amantes de la belleza y la poesía, activas y trabajadoras, con una clara tendencia hacia las artes.
7) mixta; con los dedos desplazados hacia el centro de la mano y forma ligeramente redondeada; es frecuente en actores, artistas y publicitarios, personas de gran sensibilidad y emotividad, que en general no son tan superficiales como parecen.
A esta clasificación se han superpuesto otras, reduciendo su número a cinco o incluso cuatro, o aumentándolo
para añadir otras características, hasta el punto de que casi cada autor hace su propia subdivisión, más o
menos numerosa: elemental, prensil, táctil y psíquica; ancha, estrecha, cónica, cuadrada y en espátula…, pero
siempre, en general, sobre la base citada.

Otro elemento importante en el estudio de la mano es la calidad de la piel: fina y suave, o áspera y callosa. Evidentemente, la primera es reflejo de un trabajo intelectual, mientras que la segunda demuestra una preponderancia del trabajo manual.
Otro es el color: una mano muy blanca indica un carácter egoísta y reservado, dominado por los deseos materiales; si es rosada, señala a una persona activa, expansiva y pasional; si es amarillenta, su propietario es cerebral y muy racional.
El tamaño señala también sus características especiales: grande, minuciosidad; pequeña, concreción; larga, concentración; corta, impulsividad; ancha, dinamismo; estrecha, inercia.
La temperatura: cálida, generosidad y falta de previsión; fría, egoísmo y falta de interés.

El grado de humedad: húmeda, emotividad; seca, dominio de sí mismo, pero a veces falta de reflexión.
Pero éstos, naturalmente, son sólo detalles preliminares, el examen primero, conjunto y somero de la mano. La quirología va mucho más lejos: descompone la mano en sus distintos elementos y los estudia por separado, para luego volver a conjuntarlos y emitir el juicio global.

Comentarios (1)

Trackback URL | Feed RSS comentarios

  1. rebeca dice:

    hola estuve leyendo hay algo q tengo curiosidad de la mano porque tengo una pareja nuestra manos se parecen mi curiosidad es la linea de la pareja yo quiero saber cuales son las q toman en cuenta la mano si son rekaciones largas en el caso q no se haya tenido nada de sexual osea q tu hayas tenido 5 años con una persona no tuviste relaciones esa tambien la marca la mano

Dejar un comentario