Cuáles son los siete chakras


      
12 mayo 2009. Categoría: Chakras Etiquetas: .

chakras 7 300x288 Cuáles son los siete chakras

Los siete chakras


Chakra Fundamental. El primer chakra, está situado en la base del espinazo; recibe una energía primaria que emite cuatro radios; y por lo tanto dispone sus ondulaciones de modo que parezca dividida en cuadrantes alternativamente rojos y anaranjados con huecos entre ellos, de lo que resulta como si estuvieran señalados con el signo de la cruz, y por ello se suele emplear la cruz como símbolo de este centro. Una cruz a veces flamígera para indicar el fuego serpentino residente en este chakra. Cuando actúa vigorosamente, es de color igneo rojianaranjado, en intima correspondencia con el tipo de vitalidad que le transfiere el segundo chakra. Cada tiene una relación analógica con el color de su vitalidad.

Chakra esplénico. El segundo Chakra, esta situado en el bazo y su función es especializar, subdividir y difundir la vitalidad dimanante del sol. Esta vitalidad surge del chakra esplènico subdividida en siete modalidades, siete de ellas correspondientes a los siete rallos del chakra y la séptima queda concentrada en el cubo de la rueda. Por lo tanto, este chakra tiene seis pétalos u ondulaciones de diversos colores y es muy radiante, pues refulge como un sol. En cada una de las seis divisiones de la rueda predomina el color de una de las modalidades de la energía vital. Estos colores son rojos, anaranjados, amarillos, verde azul y violetas; es decir los mismos colores del espectro solar menos el índigo o añil.

Chakra umbilical. El tercer chakra esta situado en el ombligo, o mejor dicho en el plexo solar, recibe la energía primaria que subdivide en diez radiaciones, de tal manera que vibra como si estuviera dividido en diez ondulaciones o pétalos. Esta íntimamente relacionados con sentimientos y emociones de diversa índole. Su color predominante es una curiosa combinación de varios matices de rojo, aun que también contiene muchas partes de verde. Las divisiones son alternativas y principalmente rojas y verdes.

Chakra Cardiaco. El cuarto ubicado en el corazón es de brillante color oro y cada uno de sus cuadrantes esta dividido en tres partes, por lo que tiene doce ondulaciones, pues su energía primaria se subdivide en doce radios.

Chakra Larìngeo. El quinto centro esta situado en la garganta y tiene dieciséis radios correspondientes a otras tantas modalidades de la energía aunque hay bastante azul en su color, el tono predominante el argéntico brillante, parecido al fulgor de la luz de la luna. En sus radios predominante alternativamente el azul y el verde.

Chakra Frontal. Sexto, chakra situado en él entre cejo, parece dividido en dos mitades; una en la que predomina el color rozado, aunque con mucho amarillo, y la otra en que sobresale una especie de color purpúreo. Ámbar colores se corresponden con los de la vitalidad que el chakra recibe. Quizás por esta razón dicen los tratados orientales que este chakra tiene sólo dos pétalos, pero si se observan las ondulaciones análogas a las de los chakras anteriores, veremos, veremos que cada mitad esta subdividida en cuarenta y ocho ondulaciones, o sea noventa y seis en total, porque este es el numero de las radiaciones de la primaria energía recibida por el chakra. El brusco salto de dieciséis a noventa y seis radios, y la todavía mayor variación de noventa y seis a novecientos sesenta y dos radios que tiene el chakra coronario, demuestran que son chakras de un orden enteramente distintos de los considerados hasta ahora. No conocemos todavía todos los factores que determinan el número de radios de un chakra pero es evidente que representan modalidades de la energía primaria, y antes de que podamos afirmar algo sobre esto, será necesario hacer cientos de observaciones y comparaciones repetidamente comprobadas. Entre, tanto no hay duda de que mientras, las necesidades de la persona pueden satisfacer con limitados tipos de energía. En los superiores y permanentes principios de hombre encontramos una tan compleja multiplicidad que requiere para su expresión mucho mayores y selectas modalidades de energía.
Chakra Coronario. Séptimo chakra el lo alto de la cabeza, es el mas refulgente de todos cuando esta en actividad, pues ofrece abundancia de indescriptible rapidez. Pares que contienen todos los matices del espectro, aunque en conjunto predomina el violeta. Los libros de la India lo llaman la flor de mil pétalos, y no dicta mucho esta denominación de la verdad, pues so novecientas sesenta y dos las radiaciones de la energía primaria que recibe. Este chakra tiene una característica que no poseen los demás y consiste en una especie de subalterno torbellino central de un blanco fulgurante con el núcleo de color de oro. Este vòrtice subsidiario es menos activo y tiene doce ondulaciones propias. Por lo general, el chakra coronario es el último que se actualiza. Al principio no difiere en tamaño de los demás: pero a medida que el hombre adelanta en el sendero del perfeccionamiento espiritual, va acrecentándose poco a poco hasta cubrir toda la parte superior de la cabeza. Otra particularidad acompaña a su desenvolvimiento. Al principio es, como todos los demás chakras, una depresión del doble etéreo, por la penetra la divina energía procedente del exterior; pero cuando el hombre se reconoce rey de la divina luz y se muestra longànime con cuanto lo rodea, el chakra coronario se revierte, por decirlo así, de dentro hacia fuera, y ya no es un canal receptor, si no un radiante foco de elegía, no una depresión, si no una prominenc ia erecta sobre la cabeza como una cúpula, como una verdadera corona de gloria. En el hombre muy evolucionado, el chakra coronario fulgura con esplendor, tanto que ciñe su cabeza como una verdadera corona

Comentarios (1)

Trackback URL | Feed RSS comentarios

  1. Mariana Bustamante M dice:

    maravilloso, empiezo mi trabajo interior con nuevos bríos, gracias por entregarnos información tan importante.