Los tipos Yin y Yang en el zodíaco Chino

La pareja Yin-Yang es indisoluble, y cambiante; cada uno de los términos se convierte en el opuesto y complementario. Esto es lo que expresa la tradicional figura.

ying yang chino Los tipos Yin y Yang en el zodíaco Chino



El Yin y el Yang son el símbolo de los dos principios antagónicos y complementarios cuyo juego indisociable y cuya constante metamorfosis representan la base, el tejido mismo del universo en acción. Representan a los eternos pares de opuestos: Positivo-Negativo, Sí-No, Blanco-Negro, Día-Noche, Lleno-Vacío, Activo-Pasivo, Masculino-Femenino, etc. Cada uno contiene al otro en germen. Así el hombre (Yang) lleva en él una parte femenina (Yin) y la mujer (Yin) un parte masculina (Yang).
En el momento en que el Yang (blanco, activo) está en su apogeo (parte más ancha) el Yin (negro, pasivo) lo va sustituyendo insensiblemente (parte más fina) y viceversa.
El Yin y el Yang no tienen en ningún caso un carácter “moral”. Ninguno de los dos es superior o inferior al otro. Su oposición es tan necesaria y poco conflictiva como las de las manos izquierda y derecha que se golpean para aplaudir.

La Rata, el Búfalo, el Gato, el Mono, el Perro y el Jabalí son Yin.
El Tigre, el Caballo, el Dragón, la Serpiente, la Cabra y el Gallo son Yang.

El hombre Yang:

Apariencia: Es de corpulencia mediana, a menudo delgado, esbelto; su cara es sonriente, gusta de los colores vivos. De salud delicada, se le aconseja prevenir antes de que sea necesario curar.
Psicología: El hombre Yang es un individualista orientado hacia la búsqueda personal, la evolución, la meditación. Es inteligente, independiente, a veces solitario. No tiene ningún sentido de la jerarquía, y cree en la libertad. Prefiere el aislamiento y el contacto con la naturaleza que la multitud. Contrariamente al hombre Yin, busca su equilibrio en sí mismo, en lugar de buscarlo en el prójimo.

El hombre Yin:

Apariencia: el hombre Yin es a menudo corpulento, de mediana altura y músculos desarrollados. Posee una excelente resistencia física y una sólida salud. Suele tener la cara redonda, pero no sonríe mucho.
Psicología: El hombre Yin está ante todo preocupado por sí mismo: tiene tendencia a “dar vueltas alrededor de su ombligo”. Si su conducta es tranquila, su humor es inestable y depende de los ambientes. Posee una gran confianza en sí mismo pero teme el fracaso.
Sociable, acogedor, es optimista con respecto a sí mismo y con respecto a los demás. Su vida es activa; es pragmático y eficaz en sus empresas.

 

El hombre Yang:

Apariencia: Es de corpulencia mediana, a menudo delgado, esbelto; su cara es sonriente, gusta de los colores vivos. De salud delicada, se le aconseja prevenir antes de que sea necesario curar.
Psicología: El hombre Yang es un individualista orientado hacia la búsqueda personal, la evolución, la meditación. Es inteligente, independiente, a veces solitario. No tiene ningún sentido de la jerarquía, y cree en la libertad. Prefiere el aislamiento y el contacto con la naturaleza que la multitud. Contrariamente al hombre Yin, busca su equilibrio en sí mismo, en lugar de buscarlo en el prójimo.

Dejar un comentario