El significado esotérico de Capricornio


      
31 julio 2009. Categoría: Signos del zodíaco, Símbolos Etiquetas: , , .

Capricornio, Capri o la Cabra Marina, es el Signo que corresponde a la Casa X, la de la rama, el prestigio y la gloria. El simbolismo de este Signo tanto material, espiritual como esotérico, es sumamente importante. Sin perder de vista su polaridad que tanto desconcierta a los profanos, como contrastes poderosos para encontrar la verdad en el centro de ella, el estudiante serio puede encontrar en el estudio cuidadoso de este misterioso Signo una valiosísima enseñanza.

capricornio 150x150 El significado esotérico de Capricornio

Capricornio


En la antigüedad, en la Masonería francesa, se hacía pasar al candidato a la prueba de “La Cabra de Salomón”. Como toda prueba iniciática, ésta desconcertaba grandemente al neófito, quien, y hasta después de la explicación del Maestro, comprendía el alcance de la misma.

Capricornio designa al pecado. Por este motivo los judíos practicaban el rito del Macho Cabrío, que era enviado al desierto como expiación de todo el pueblo.
Y siguiendo esa legendaria práctica, pero ya no en un animal sino en un hombre, los tibetanos practicaban cada año la ceremonia del Macho Cabrío Mensajero. Al hombre escogido para esta dura prueba se le llama Lud Kong Kyi gyalpo. Tiene que pasar entre la larga valla formada por el pueblo, entre imprecaciones, blasfemias, maldiciones y golpes. Tiene que hacerlo corriendo para recibir menos daño. Significa para la gente el chivo expiatorio de todas sus faltas y pecados cometidos durante el año. En recompensa a su sacrificio, semanas antes, ese hombre hace una colecta entre el pueblo llevando en su mano un látigo de cola de yak para amenazar con él a quien se niega a darle unas monedas.
Capricornio da una alma meditabunda, introspectiva. Cautela. Concentración. Devoción reverente. Sabiduría. Lucidez. Hace meditar al nativo profundamente y le confiere un poder predictivo para conocer las enfermedades de difícil diagnóstico y anunciar las conmociones sociales, las revoluciones y las agitaciones de carácter económico. Confiere capacidad para organizar y sistematizar todo aquello que está en desorden.

Kabalísticamente, Capricornio simboliza las rodillas del Macrocosmos y representa el primer principio en la trinidad de la locomoción.

Las rodillas le tiemblan al cobarde ante el peligro. Y son tocadas en ademán de súplica para solicitar el perdón ante los poderosos. Y en la oración, las rodillas, al tocar el suelo, absorben el fluido que emana de la tierra.
Capricornio simboliza también la regeneración o renacimiento, dando una fuerza de penetración espiritual muy grande, que unida a la experiencia de la vida, hace que los juicios del nativo sean certeros y altamente estimados.

Otro de los símbolos de Capricornio es el buho, que significa sabiduría.

La sabiduría que se adquiere de sondear los Misterios de la Naturaleza y del alma humana a través de la cautela, la previsión, la observación y la meditación. La concentración del nativo de Capricornio es profunda. La imaginación es vivaz, soñadora y creadora. Y un sentido práctico de las cosas, circunstancias y personas, hacen que el nativo triunfe y se eleve en la vida por propio esfuerzo.
Porque así como la cabra silvestre gusta de las cimas asomándose al abismo, así también el nativo de Capricornio gusta de elevarse y sobresalir en la vida, venciendo los obstáculos y resistiéndose a caer.

Al igual que la cabra que gusta de vivir en las alturas y salta ágil entre los peñascos y desafía al principio, así también el nativo de Capricornio gusta escalar los puestos más altos en la política y sortear sus peligros.
En la vida superior del pensamiento, en la luz de la especulación filosófica, en el mundo maravilloso de las ideas, el nativo de Capricornio encuentra placer en aquilatar la vida, en palpar la sensación inefable del Espíritu.
Cuando sabe vencer al terrible monstruo del egoísmo, cuando se despoja de todo materialismo, cuando hace a un lado todo interés, cuando se arranca la careta del fraude, de la astucia y del engaño, es entonces cuando el aura del nativo se ilumina con vivos y hermosos colores. Las rodillas que tiemblan y las que son elásticas simbolizan al hombre cobarde, atolondrado, y al hombre cauto, sereno, que se mantiene firme por una voluntad inteligente. La vejez que concede Capricornio debe vivirse en un ambiente sereno, comprensivo, tolerante, saboreando el jugo de la experiencia de la vida, guiando y organizando a la juventud, brindando el consejo preciso y oportuno, derramando el saber adquirido en las mentes ansiosas de él.
Todos los aspectos negativos de Capricornio tienen que ser transmutados para el bien. La venganza, la avaricia y la astucia tienen que transmutarse en perdón, en prodigalidad y en sinceridad. El recelo, la ambición y la intriga hay que convertirlos en confianza, en conformidad y en lealtad.
La aversión al matrimonio y el repudio a los hijos deben transmutarse en amor hacia la mujer y en sacrificio por los vástagos.
La ambición en la política y el deseo de sobresalir en ella deben cambiarse por una correcta orientación y un buen servicio social. Actuando así, la sombra se convierte en luz, el mal se transforma en bien y la evolución espiritual del nativo de Capricornio avanza rápidamente. El estudiante sincero, serio e investigador de la Astrología, debe aprender que no hay ni Casas Mundanas, ni Signos ni Planetas malos.
La misión del Alma es recorrer y recoger todas las experiencias que brindan los astros para evolucionar. El hombre vulgar, materialista, hace de este recorrido un vía crucis, y el espiritualista una senda de luz.
La polaridad no debe desconcertar al estudiante; el contraste entre la luz y la sombra, la lucha entre el bien y el mal, la pugna entre la virtud y el vicio, debe saber interpretarlos debidamente y encontrar el CENTRO que los enlaza v los hace armónicos.
Los extremos se tocan, las polaridades se invierten, la noche se convierte en día y el día en noche, la calma sucede a la tempestad y el odio se convierte en amor.
Lo importante, el mérito, consiste en que el hombre sepa luchar inteligentemente contra las oleadas del Mal, que se dé cuenta dónde se esconde y cómo actúa, que venza la tentación, el hechizo que continuamente se manifiesta en la mente, en el corazón y en el sexo. Vencer es triunfar y triunfar es alcanzar cimas de luz.
CAPRICORNIO, el décimo Signo del Zodiaco, tiene relación con todo esto:
Pertenece al Elemento Tierra y a la Trinidad de la Riqueza. Su calidad es movible. Y corresponde al tercer grado de Emanación. El plomo es su metal. Su Planeta es Saturno. Es Signo Angular. Su Casa es la Décima, pública, la de la fama, el prestigio y la gloria. Los Decanatos que le corresponden son: CISNE, que significa organización. DELFÍN, que señala martirio. PEZ, que da idealismo.
Por el lado de la sombra, negativo, Capricornio da vida mecánica porque le falta el aliento espiritual. La astucia, el egoísmo, el cálculo, el interés material, la avaricia, son los medios de que se vale para dominar. Porque Capricornio conoce a los hombres y los domina. Da mal genio, diplomacia y falsía. Emplea medios fraudulentos para escalar los puestos clave, procediendo con cautela, pero concentrado en su propósito.
El pesimismo, la melancolía, la amargura, el aislamiento, la desconfianza, el recelo y el desprecio que siente por las gentes, son los nubarrones que oscurecen su cielo.
Capricornio ni siente ni comprende que “Cada vez que damos algo en beneficio de los demás, nos damos a nosotros mismos”. Él se encierra en su “Torre de Marfil” v niega todo, amor, amistad, cariño, sinceridad, servicio. El pendón de su divisa es el EGOÍSMO.
Capricornio ignora que los buenos deseos, las oraciones y los pensamientos cariñosos forman una hueste que protege v defiende.
Por el lado de la luz, por el lado del bien, positivo, Capricornio tiene el don de organizar y de sistematizar. Él rehace, reconstruye y organiza todo lo que está deshecho, desordenado y abandonado. Enciende en el alma una devoción ligada con la experiencia, con la sabiduría de la vida. Da una alma meditabunda, introspectiva, que penetra en el MISTERIO y lo devela. Hace caer al nativo en profundas meditaciones y le da un poder predictivo para anunciar las conmociones sociales, las agitaciones de carácter político y económico y sus resultados. Durante su regencia tiene lugar la entrada de la estación vernal. Capricornio es el Guardián de la Puerta del Invierno, cuando los días son cortos y las noches largas.
Cuando el espíritu de Cristo nace en la tierra y llega la NAVIDAD e inunda la tierra de amor, de paz, de alegría y de luz. En la noche del 24 de diciembre, el Sol comienza su ruta de sur a norte.

Es el Salvador que viene a dar el pan de la vida. El Sol nace en la noche más oscura del año, al igual que los Mesías nacen cuando la oscuridad espiritual del mundo es más profunda, cuando la humanidad se debate en el más grosero materialismo. Durante este tiempo, la Tierra está más cerca del Sol. Los rayos espirituales caen en ángulos rectos en el hemisferio nórdico. Una verdadera lluvia de efluvios espirituales cae sobre la tierra, haciendo renacer en las almas sus mejores sentimientos, sus más nobles aspiraciones y anhelo. Todo lo material durante ese tiempo, permanece quieto, dormido. Durante la regencia de Capricornio, el 29 de diciembre, tuvo lugar en la antigüedad la Saturnalia. Son también los Siete Pasos Masónicos, los Siete Días Sagrados de la Epifanía, la marcha del Sol por el cielo, marca de Aries a Libra, siete meses de luz. Y de Capricornio a Aries, cinco meses de sombra. En la Jerarquía Oculta, Capricornio está relacionado con los Arcángeles. Su símbolo es un buho vigilante en una noche de plenilunio, para simbolizar la sabiduría. Es por todo esto que la sombra de Capricornio se puede convertir en luz, su materialismo en espiritualidad y su egoísmo en amor. Venustiano Carranza nació bajo el Signo de Capricornio.

Comentarios (6)

Trackback URL | Feed RSS comentarios

  1. Ricardo dice:

    Bastante interesante…

  2. Lizbeth Solís dice:

    Muy completo he interesante….me gusto mucho

  3. Narciso sanchez dice:

    Excelente describe las cosas a como son, graciasp or el articulo

  4. Peque dice:

    Me encantó muchas gracias! Me ha gustado mucho el hecho q dice la verdad y no habla de nosotros como meros “materialistas” y tmb el como sobresalta nuestros aspecos positivos y alquimia…

  5. Diana Elizabeth dice:

    Gracias al que escribio esta nota por mandar tanta luz :)

  6. balbuena oscar dice:

    muy interesante esta no lo sabia